"Lo mejor para un chileno es irse de Chile”


El exitoso emprendedor Nathan Lustig llegó a esta conclusión luego de llevar cinco años en nuestro país tratando de levantar sus proyectos.
“Después de cinco años en Chile, creo firmemente que lo mejor que un chileno puede hacer para mejorar su vida es dejar Chile… A ser posible, por lo menos un año”, señala el norteamericano Nathan Lustig en una columna que escribió en su blog, luego de vivir cinco años en nuestro país levantando emprendimientos exitosos a través de Startup Chile.
Lustig argumenta su postura señalando que, “es fácil ver la diferencia en la actitud de un chileno que ha estado en el extranjero y el que no lo ha estado”, sobre todo en países “bien desarrollados con una cultura completamente diferente y un conjunto de valores”, como Japón, Australia, Nueva Zelandia, en Europa o Estados Unidos.
“Tanto chilenos de clase alta como los que no lo son deben salir de Chile, pero por diferentes razones: para los que no son de la élite, sus vidas son mejores al instante, al salir del sistema clasista de Chile. De inmediato tienen más oportunidades, son más propensos a ser evaluados por lo que son, lo inteligentes que son y no por su color de piel, a qué escuela fueron o su apellido. Los chilenos que no son de la élite se dan cuenta rápidamente que la piel más clara y el pelo rubio no siempre es lo más aspiracional en todas las partes del mundo”, apunta.
Además, agrega que “sus posibilidades de éxito aumentan al momento en que bajan del avión. Tienen la oportunidad de ver que si trabajan duro, en realidad podrían ser capaces de mejorar su suerte en la vida. Después de estar en el extranjero por un tiempo, muchos chilenos que no son de la clase acomodada no vuelven por un largo tiempo, a menos que tengan que hacerlo. Y muchos de los que lo hacen, tienen una visión diferente de lo que es posible”.
Mientras que para los chilenos que sí forman parte de la élite, apunta que estos “deben salir de Chile para romper muchas de las actitudes con las que han crecido. Muchos (si no la mayoría) de la clase alta chilena es abiertamente clasista, casi todos son involuntariamente clasistas. Muchos, si no la mayoría, no lo quiere decir malicia, lo hace inconscientemente”.
Lustig afirma que los chilenos que forman parte de la alta sociedad, en general, no interactúa con quienes están fuera de su burbuja, por lo que llegar a conocer personas de diferentes orígenes, que piensan de manera diferente y que no provienen de su círculo, “genera empatía y comprensión por los demás, lo que probablemente no ocurriría se quedan en Chile. Al salir de la burbuja, se los obliga a reconocer su estilo de vida privilegiado y obtener un grado de conciencia de sí mismo, algo en lo que muchos chilenos élite faltan profundamente”



.Para contacto y negocios: chilentotv@gmail.com - Twitter: @ChilenitoTV - Facebook: Chilenito TV. Con tecnología de Blogger.