La confesión de un caníbal: "comí algo malo"


El diario 'The Palm Beach Post' ha revelado la reacción de Austin Harrouff, de 19 años, tras acabar con la vida a cuchilladas el pasado 15 de agosto de un matrimonio en Florida en los primeros segundos de detención policial. 

"Ayúdenme, comí algo malo", admitió Harrouff según recogió la Policía del condado de Martin (estado de Florida, EE.UU).

"¿Qué comiste?", le preguntó un sargento. "Seres humanos", fue la respuesta de Harrouf en relación a la muerte de John Stevens, de 59 años, y de Michelle Mishcon, de 53, tras ser detenido en el lugar del crimen.

Otra atroz detalle conocido ahora fue que Harrouff mordió el rostro de Stevens y pidió a la Policía que acabara con su vida: "Mátenme ahora, merezco morir"

El FBI realizó pruebas al joven para conocer si actuó bajo la influencia de algún tipo de estupefaciente o droga sintética como la denominada flakka, que se asocia a comportamientos psicóticos y brotes violentos. Sin embargo, no está confirmado que ingiriese la sustancia.
.Para contacto y negocios: chilentotv@gmail.com - Twitter: @ChilenitoTV - Facebook: Chilenito TV. Con tecnología de Blogger.