Escolares chilenos crean un antibiótico con hojas del olivo y presentarán hallazgo en EEUU


Luciano Imas y Felipe Islas aún no dimensionan lo que han logrado a sus 15 años: “Comenzamos haciendo experimentos con instrumentos básicos en un espacio compuesto por una ducha y un lavamanos. Íbamos en séptimo básico y las ganas hacían que todo pasara a segundo plano”, recuerda Luciano.

Hoy cursan 2° medio en el Instituto Andrés Bello de Talca; tras superar una serie de desafíos científicos, se aprontan para representar a Chile en la máxima cumbre de jóvenes genios en Nueva York, EE.UU.

¿Cómo lo lograron? Junto a su profesor de Ciencias, Fredy Segura, avanzan en una investigación que busca crear un antibiótico 100% natural a partir de la hoja de olivo. La idea es que este nuevo medicamento reemplace a fármacos con compuestos químicos -como los clásicos paracetamol e ibuprofeno- para así combatir bacterias que causan enfermedades como faringitis y dolores estomacales.

La investigación

“Olea Europaea vs. Antibióticos de tipo tradicionales”: así se denomina el trabajo en el que descubrieron las especiales propiedades de la hoja del olivo (también conocido como aceituno). En simple, tras pasar por un proceso de laboratorio, ciertos compuestos presentes en este vegetal inhiben el crecimiento de bacterias que atacan al organismo humano.

Los pasos para potenciar las facultades antibacterianas del árbol son: 1) Recolectan sus hojas limpias desde un fundo talquino; 2) Pasan por un proceso de maceración y molido; 3) Se hierven en agua destilada y alcohol para obtener un extracto puro de antibiótico; 4) Tras gestiones con la UC del Maule disponen de una variedad de cepas que, al ser cultivadas en placas Petri, forman una especie de jalea donde crece la bacteria; 5) La muestra del microorganismo es extraída con un cotonito para incorporarla a la solución antibiótica; 6) Si aparece un círculo alrededor de la bacteria, es señal de que la técnica causó efecto, impidiendo el crecimiento bacteriano.

“La paciencia es clave, pues una bacteria demora cerca de 24 horas en crecer y cada muestra se debe revisar unas 40 veces para confirmar el efecto. Los resultados positivos hacen que el proyecto sea prometedor”, dice el profesor.

Largo camino

Hoy el equipo cuenta con un espacio equipado en su colegio, que acoge a más de 50% de alumnos vulnerables. Ahí disponen de microscopios y hornos de laboratorio, entre otros elementos.

Su currículum impresiona: Luciano y Felipe ganaron las ferias científicas de Linares y Concepción, además de la Feria Nacional Juvenil del Museo de Historia Natural.

Y a fines del 2016 se presentaron en la Primera ExpoCiencias Nacional, organizada por el Movimiento Internacional para el Recreo Científico y Técnico para América Latina (MILSET-AMLAT) y el Club Ciencias Chile: ahí superaron a más de 1.500 proyectos para quedarse con el primer lugar de la categoría enseñanza media, sacando pasajes para la “Olimpiada Mundial de Genios”, programada del 12 al 17 de junio en la U. Estatal de Nueva York en Oswego.

Allá serán el único equipo latinoamericano y se encontrarán con más de 100 iniciativas escolares de 71 países. Deberán armar una presentación y exponer detalles del método científico y la solución, todo en inglés.

Por eso destinaron gran parte del verano a tomar clases particulares del idioma. “Sabíamos lo básico, pero estamos aprendiendo el vocabulario y términos científicos, que son importantes para dejar bien parado al país”, comenta Felipe.

“El objetivo era solo participar, nunca pensamos que viviríamos esto. Es increíble, como surrealista”, resume el muchacho, quien al igual que su compañero lo más lejos que ha viajado es a Santiago. La experiencia en Norteamérica es un aliciente para dedicar sus vidas a la ciencia: “Ya patentamos nuestra idea y estamos con todas las ganas de llegar hasta el final”, asegura Luciano. “Tenemos los conocimientos para traducir este esfuerzo en un fármaco, ya sea jarabe o pastillas matabacterias . Será un gran avance en salud y calidad de vida”, cierra Felipe.

Primer viaje

Pese a que les sobra confianza, estos adolescentes han chocado con la falta de recursos. Por eso están buscando financiamiento para representar a Chile en la cita científica mundial. ¿La meta? Reunir $2 millones para costear los pasajes. Contacto: seguraalbornoz@gmail.com

Fuente: Las Últimas Noticias

.Para contacto y negocios: chilentotv@gmail.com - Twitter: @ChilenitoTV - Facebook: Chilenito TV. Con tecnología de Blogger.